Quien es OATS?

En 2004, Tom Kamber y un grupo de voluntarios dedicados lanzaron OATS (Servicios de tecnología para adultos mayores) con la misión de ayudar a las personas mayores a aprender y usar la tecnología para que pudieran vivir mejor en la era digital. Comenzamos con un curso gratuito de 10 semanas en un proyecto de vivienda en Gates Avenue en Bedford Stuyvesant, Brooklyn. Se corrió la voz y pronto nos encontramos enseñando cursos en toda la ciudad de Nueva York, en diez cortos años impartiendo más de 10,000 sesiones de clase en más de 70 sitios asociados y construyendo 30 nuevos laboratorios de computación para socios sin fines de lucro.

En marzo de 2013, OATS lanzó el Senior Planet Center en Manhattan, el primer centro comunitario de temática tecnológica de Estados Unidos para adultos mayores, bajo el lema “Envejecer con actitud”. Casi 15.000 personas mayores asistieron durante el primer año y el centro se convirtió en un faro internacional de lo que es posible cuando las personas mayores se unen con instalaciones, tecnología y programas de vanguardia. Senior Planet logró una cobertura mediática sin precedentes, apareciendo en medios impresos, televisivos, online y radiofónicos en todo el mundo y ganó un premio PR Week a la mejor campaña mediática sin fines de lucro del año.

En 2015, OATS expandió sus programas fuera de la ciudad de New York por primera vez. Se inauguró un nuevo centro Senior Planet en Plattsburgh, New York, que afianza un enfoque emergente en OATS sobre el envejecimiento y la tecnología rurales. Las asociaciones con patrocinadores locales llevaron a OATS a Maryland, Florida y California. Al mismo tiempo, OATS estaba siendo reconocido cada vez más como un recurso de consultoría para grandes corporaciones, otras organizaciones sin fines de lucro y representantes del gobierno que estaban recurriendo a OATS para ayudarlos a resolver desafíos en sus industrias relacionados con el envejecimiento y la tecnología.

En 2018, las subvenciones de la fundación de más de $3 millones ayudaron a expandir Senior Planet a Texas y Colorado. Además, en 2018, las asociaciones internacionales llevaron OATS a Israel y lanzaron una consultoría en España, y se nos pidió hablar en los cinco continentes promoviendo la idea de “envejecer con actitud”.

Como ocurre con todas las iniciativas empresariales, incluso las que tienen una misión social, ha sido un trabajo en progreso desde el principio. Con más de 35,000 sesiones de clase en nuestro haber, hemos desarrollado algunas ideas bastante sólidas sobre cómo las personas mayores interactúan con la tecnología y cómo crear programas de clase mundial que pueden formar la base para el cambio de sistemas. Hemos evolucionado de formadores de inclusión digital centrados en la tecnología a diseñadores de impacto social centrados en el envejecimiento, y hemos pasado de un pequeño sitio en una calle en el centro de Brooklyn a un programa con operaciones nacionales e influencia global. Más importante aún, hemos podido ayudar a cambiar la vida de decenas de miles de adultos mayores.

Como nos dijo un participante recientemente,

“Sentí que el mundo me estaba pasando, pero ahora siento que soy parte de él nuevamente”.